Satipo

Satipo

"Capital Ecológica de la Selva Central"

Satipo

Satipo, fue poblada inicialmente por nativos Asháninkas en su mayoría, además de Piros, Amueshas, Nomatsiguengas, Simirinches, Amewakas y Cakintis. Su historia se remonta a 3,500 años de antigüedad, según lo demuestran los milenarios petroglifos distribuidos en distintas partes de su extensa geografía. También, resistieron la fuerte evangelización a la que fueron sometidos desde la conquista española por las misiones cristianas, quienes se asentaron en las regiones de Panzoa y Samamoro.

La mejor época para visitar esta provincia es entre Abril y Octubre, meses que no llueve mucho, siendo uno de los mayores atractivos el convento de Puerto Ocopa. Es una construcción sencilla de arte colonial, de columnas ovaladas, detalles en la parte alta del techo, ventanas en forma ovalada y de colores llamativos. Fue construida en 1918, por la misión franciscana.

Si visita Satipo no debe dejar pasar por alto el navegar por el caudaloso Río Tambo, que se forma por los ríos tributarios Perené y Ene. Su recorrido es de 150 KM, y es el más rico de la provincia, no solo por albergar en sus orillas las principales comunidades nativas, sino también por la riqueza de fauna y flora que conserva. La comunidad más poblada en el Valle del Ene es San José de Cutivireni y justamente la cuenca del Río Cutivireni, la principal área para el desarrollo del turismo y la recreación.

En esta provincia, también pueden encontrarse diversas cascadas y caídas de agua como la cascada y el tobogán natural de Meretari; la catarata de Tsiapo, con una caída de 70 metros; o la hermosa cascada de Imperitaja, conocida en lengua Nomatsiguenga como “Tina de piedra”, llamada por los locales como Tinajani, cascada de 13 metro aprox. de altura, con la particularidad de caer a una poza de piedra labrada durante miles de años por la erosión del agua. Esta impresionante cascada es considerada como una de las 7 maravillas de Junín.

La principal actividad económica en esta provincia es la agrícola con la producción del café, cacao, y diversos frutales, como los plátanos, la papaya y principalmente la naranja, considerada como una de las mejores del Perú.

Ciudades de la Selva Central: